Sin destino

te conocí en un aeropuerto vacío
entre aviones empujados hacia el mar
por las palabras descosidas
de tantos pasajeros muertos

los dedos largos de tu falda
acariciaban la tarde
en las pistas crecían malas hierbas
y una que otra flor rústica

presumiste de las sombras
son ideas, nubes sin rumbo, dijiste
ésta será nuestra casa, dijiste
siempre podremos volar

con la noche llegó el frío
necesitabas una chaqueta
encendí palos secos
la música no es necesaria en el silencio

tal vez podamos decir sin labios, dijiste
(siempre me anticipas)
mientras las visiones crecían como niños bien alimentados
brincando en tu pelo

para desayunar filtramos rocío
vendría bien representar destinos imposibles, dijiste
eso es todo, soñar
destinos imposibles, contesté

con certeza de ingenieros, recorrimos
las balizas muertas: una luz roja, una luz azul
sin embargo era tu falda
todavía, la que alumbraba mejor

probamos a masticar bulbos secos y tierra quemada
los animales nos enseñaban a cazar
escribimos en el cemento órdenes de aterrizaje
con el lápiz milagroso que esperaba en una grieta

“sin retorno”, escribiste tú
“sin retorno”, copié yo

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo huesos

Una respuesta a “Sin destino

  1. carolina

    Precioso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s