Mártir automático

Soñaba con Johnny Cash, es decir, soñaba con una licencia para decir Cristo, Agonía, Resarcimiento sin parecer idiota.

Soñaba con las mandarinas en tus tobillos y la magnolia en tu espalda, te soñaba mujer de negro.

Soñaba con Johnny Cash, caballo pálido, chaqueta neumónica, soñaba con preguntarme, sin parecer clínico: ¿qué ha sido de mí?.

Soñaba con la educación de un ladrón, la desvergüenza de pelo rizado de una niña, soñaba con tener el cuerpo de un animal reventado en el polvo.

Soñaba con Johnny Cash en Folsom o San Quentin, hogares habitados por hombres sin llaves que, a veces, se llaman Rita (o Sue o María Soledad). Soñaba con cantar entre rejas sin parecer condenado.

Soñaba con colgarme cabeza abajo por voluntad propia, ser un mártir automático, desplegarte en el sofá, martirizarte .

Soñaba con Johnny Cash, es decir, soñaba con las ramas para atar la soga.

Es decir, soñaba con la inclemencia de tus brazos, mi Madre de Dios particular:

When the forest burns
Along the road
Like God’s eyes
In my headlights
When the dogs are looking
For their bones
And it’s raining icepicks
On your steel shore


Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo huesos

3 Respuestas a “Mártir automático

  1. carolina

    Sólo puedo decir que se me ha puesto la carne de gallina…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s