Trompo en polifonía

Te lo podría decir fingiendo otras voces.

A la manera de Arturito Rimbaud:

Era la Peste quien giraba, fémur crispado
floración de viejos muros, pequeña muerta
así grité sobre la tierra y la noche
picada de viuela como un suelo
herido por el trompo

A la manera de César Vallejo:

A lo mejor soy otro; otro que baila
en la sospecha póstuma.
Mi casa, por desgracia,
mi triste tristumbra,
atada a un cordel
imparcial, de
trompo.

A la manera de e.e. cummings:

una Mujer
de madera triste
me vigila
extravagante
permanente
diciendo:
¿ves la vida
cómo rueda?

A la manera de Rainer María Rilke:

Y así, mi Dios, es toda la noche, honda y desnuda
Bailando sin encontrarte

A la manera de Charles Bukowski:

llamé a Harry y contestó una mujer,
“soy su novia”, eso dijo
“¿está Harry?”, le pregunté
y ella dijo: “ahora mismo
no puede”
y yo dije: “vale,
le llamo más tarde”
y ella, la novia de Harry, estalla:
“oye, creo que es mejor que lo sepas,
Harry está bailando el trompo”

A la manera de Sylvia Plath:

Mi cabeza, una luna
de abalorio y metal caliente.
Creo que caigo,
creo que voy a caer
(mis egos se disuelven desmenbrados por el cuchillo del trompo)

A la manera de Yosa Buson:

Zumbido
Tras el biombo
¿Son mosquitos o es el trompo?

A la manera de Leopoldo María Panero:

Miro al sapo de uñas feroces, yo también
araño el polvo con mano de fantasma
Mi pedo contra Dios
tirando de la cuerda del trompo que
me rompe la cara

A la manera de Alejandra Pizarnik:

me atas
me desatas
y me abandonas
tú eres la sed

A la manera de Sam Shepard:

Vientos fuertes de las Rocosas
Sobre la pista de gravilla
El locutor habla de la pericia de Elvis

Y mi padre se emociona

Las cicatrices de metralla de la guerra

Se le hinchan como vejigas

Y el Ford atraviesa las malas tierras

Como un trompo perdido

A la manera de Pedro Salinas:

El separarse es dos bocas
que se atrapan
a la manera de
cordel y trompo

A la manera de Paul Celan:

Todo lo que mece la noche
crisálida -trompeada

angosta -no hables,

habla

A la manera de Bob Dylan:

Este amor de trompo, Señorita Soledad
Te lo enseñaron en la escuela superior

Donde ser inteligente era ser emocional
Y sin embargo nadie te dijo
Que la cara del fantasma está pintada con tiza
Y sin embargo nadie te dijo
Que terminarás cansada de rodar

A la manera de Leonard Cohen:

He arrastrado mi Kleenex mojado
Desde Haifa hasta Manhattan
Para encontrarte jugando al trompo
Con tus ángeles de club
Sobre las sábanas del hotel

Te lo podría decir como si mi voz fuese polifónica, pero creo que suena mejor diciendo, sin pretender ser otros que quise ser y  nunca seré: estoy mareado, como un trompo.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo huesos

Una respuesta a “Trompo en polifonía

  1. Eres un retablo poli…cromado andante. Muy buenos todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s