Barranco

Fue una casualidad, una broma de la historia
Vivía en la montaña, refugiado en el hielo
para dejar de pudrirme

Era una mañana fría como el fondo de un bolsillo
Los relojes se habían congelado
y el pan era una piedra

Me sentía subterráneo, parcialmente deshilachado
Sin duda no estaba preparado
para la playa de tu piel

Buscabas un lugar, un barranco sin nombre
Venías desde lejos
buscando un simple barranco

Creo que seré de poca ayuda, soy mal guía
Ni siquiera encuentro
los cordones de las botas, advertí

Pero no pareció importarte
Apenas te interesaba
aquel hondo machetazo en la tierra

Vamos, acompáñame
Tengo naranjas, onzas de chocolate,
un par de guantes de sobra, insististe

Ascendimos la ladera pisando escarcha
Una tormenta abrumaba
las agujas de los picos

Allí, allí, señalaste más tarde
Vislumbré la hendidura, una costura
rota, una especie de vida

¿Por qué buscas este lugar?, pregunté
Pero seguiste hasta el borde
No hay ningún barranco sin fondo, dijiste

Ningún barranco sin fondo
Eso dijiste
Justo antes de caer

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo huesos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s