Archivo de la etiqueta: felicidad

Felicidad

(Muchas semanas, demasiadas, sin dejar aquí ni una sola palabra. En mi defensa, los malos tiempos, la tristeza y el proceso, largo y tedioso, de dejar el trabajo. Desde hace unas horas soy un parado, es decir, un hombre libre. No tengo miedo. Pego el correo que he enviado a toda la plantilla de mi empresa. Convierto los nombres en simples iniciales porque los nombres no importan, sólo vale el corazón)

Compañeros:

“Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace”. Lo dijo un tipo tan pasado de moda como yo, Jean-Paul Sartre. Perdón por la petulancia de empezar con un entrecomillado, pero creo que todo lo que pueda decir lo habrá dicho otro y mejor.

De eso se trata, de felicidad, ese derecho fundamental que algunos quieren reducir a entelequia en este tiempo de piedra.

Es mi último día de trabajo en esta empresa. Me voy por voluntad más o menos propia (incluso cuando las decisiones que tomo son libres, dudo de que mi albedrío funcione sin ataduras). Me voy a seguir buscando la felicidad.

La notificación no merece ni un gramo de drama. En suma: casi cinco años en plantilla, dos antes como externo, peor salud de la que deseo a nadie, ni siquiera a quienes estigmatizan y hablan por hablar, y bastantes momentos de esa felicidad-felicidad de la que hablaba Sartre.

Necesarios agradecimientos:

A. E., por confiarme el mejor trabajo de mi carrera (no, no hablo de pluses de producción, hablo de iniciación personal): la serie “El tren de todos”, que cambió mi vida.

D. V.  el diseñador más ‘periodista’ que he conocido en 27 años de profesión.

P. A., por saber hablar (todavía) de poesía.

R. R., por prestarme su portadilla para escribir sobre ‘porreros’ en la sección fija más grata de este tiempo, Veroírleer.

A mis compañeros de Calle 20 (A., P., M.), a quienes deseo una inmensa suerte personal y laboral.

Añoro a otros, pero ya no están.

Si se me permite una segunda –y última– petulancia, un recordatorio para todos. Esta vez tomo las palabras de un comunista suicida, Antonio Gramsci: “ejercer el pesimismo de la inteligencia y el optimismo de la voluntad”.

Mi buzón: gonzalez.joseangel@gmail.com

Mi teléfono: (———)

Amor y luz:

jose ángel gonzález

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo huesos